Ver Recetas
Botellas Mezcal Sacrificio

El Alma de México

“Si todavía no te has enamorado del mezcal, el Mezcal Sacrificio podría hacer que lo hagas. Es elegante y rústico al mismo tiempo.”

ROBERT PLOTKIN

ROBERT PLOTKIN Es juez en el San Francisco World Spirits Competition y autor de16 libros de coctelería, incluyendo Secrets Revealed of America’s Greatest Cocktail.

Estados donde puedo encontrar Mezcal Sacrificio
  1. Durango
  2. Tamaulipas
  3. San Luis Potosí
  4. Guanajuato
  5. Jalisco
  6. Michoacán
  7. Guerrero
  8. Oaxaca
Piña

ARTESANAL

El proceso

Qué hace único a Sacrificio

Jimador
Jimador2

Receta tradicional

Para empezar, partimos las piñas; luego las cocemos en horno de leña a fuego lento y constante durante dos días.

Después, sigue la molienda, para extraer los jugos ricos en azúcares que se concentran en tinas de madera donde se fermentan.

Barriles

Doble destilación

Este proceso, en el arte del mezcal, es el paso más importante después de la selección de las piñas. Hacemos la primera destilación en alambique de acero, donde se concentra. Posteriormente realizamos una segunda en alambique de cobre; para refinar y pulir nuestro mezcal.

A Mano

Esmero artesanal

Vigilamos cada fase, como sucede con los mejores vinos.

  • Agave de 10 años, perfectamente seleccionado.
  • Hornos alimentados con madera de mezquite (no pino).
  • Tanto la destilación como el añejamiento son cuidados con meticulosidad.
Jimador2

1 mezcal y 2 caminos

De un solo elíxir, nacieron estas dos variantes que coronan nuestra dedicación.

JOVEN

Después de la destilación tradicional, lo colocamos en depósitos de acero, donde se equilibra durante 30 días para mejorar y realzar el sabor del agave; también así se suaviza la presencia del alcohol.

destilado

REPOSADO

Para intensificar algunas de las cualidades, recurrimos al añejamiento. Como en toda buena receta, el reposo mejora el resultado. Dependemos del tiempo y el oxígeno para lograr un producto refinado, delicado y afinado. Es por eso que utilizamos barricas sin tostar, para obtener un elegante añejamiento, así como el inconfundible y delicioso sabor afrutado y fresco del agave.